Nuestra objetivo social: recuperar y preservar la memoria de los asesinados y represaliados en La Barranca y en toda La Rioja a raíz del golpe militar del 18 de Julio de 1936.

Fallece el arqueólogo Andrés Crespo, voluntario de la memoria histórica

Andrés Crespo, arqueólogo y profesor de Historia en Malpica, falleció esta semana a los 61 años. Desde el año 2005, el historiador natural de Ortigueira colaboraba como voluntario con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), el grupo originario del Bierzo leonés promotor de las primeras exhumaciones de víctimas del franquismo en España.

Cuando finalizaba el curso, según recuerdan sus compañeros de la ARMH, Andrés calzaba sus botas y se unía al equipo de técnicos de la asociación. "Gracias a su altruismo -relatan- pudo ayudar a decenas de familias en la búsqueda de hombres y mujeres desaparecidos durante la dictadura por toda la geografía española".

Crespo, que en su biblioteca personal almacenaba más de 4.000 libros sobre la República, la dictadura o la resistencia guerrillera en los montes gallegos, se volcaba en cada caso, especialmente en los de Galicia. Participó en la exhumación de más de 50 fosas del franquismo repartidas por toda España. "Deja una huella de solidaridad y cariño entre sus compañeros y entre las decenas de familias ayudadas", apuntan desde el colectivo de la memoria histórica.

Uno de los primeros casos en los que participó el arqueólogo coruñés fue en la exhumación de Severino Rivas Barja, alcalde de Castro de Rey (Lugo) asesinado por un grupo de falangistas en 1936 en Portomarín. Su hijo Darío Rivas es uno de los impulsores en Argentina de una querella contra el franquismo.

"Si algún día esa querella progresa, allá donde descanse, Andrés encenderá un cigarro negro y brindará con una cunca de ribeiro a salud de la Justica Universal por que los buenos y sus descendientes descansarán en paz", concluyen sus compañeros de la ARMH.

Fuente: laopinioncoruña.es