Nuestra objetivo social: recuperar y preservar la memoria de los asesinados y represaliados en La Barranca y en toda La Rioja a raíz del golpe militar del 18 de Julio de 1936.

Juan Planelles, la historia de un médico comunista

Planelles, subsecretario de Sanidad en el 1937, fue el primero que instauró la atención sanitaria gratuita

El médico rojo.Vida de Juan Planelles

Juan Planelles Ripoll (Jerez de la Frontera, 1900 – Ochamchira, 1972) fue un médico español, investigador, profesor y miembro destacado del PCE. De entre todas las cosas que fue, seguramente la principal, lo que deberíamos destacar de su biografía, es que fue un gran luchador

como sólo lo son los y las comunistas. Luchador por y para los desfavorecidos y los enfermos. Curar a las personas y sanar a la sociedad eran sus metas.

De entre todas las sensaciones que produjo, la más reiterada fue la de admiración. Así lo reconocieron sus discípulos y colaboradores tanto en vida como en su centenario. Pero hay una profunda anomalía en su biografía, algo que la vuelve trágica y profundamente emotiva. Esos discípulos no hablaban en español, sino en ruso. Juan Planelles destacó en microbiología y farmacología a gran nivel en el exilio en la Unión Soviética. Al final de la Guerra Civil se dirigió allí, de donde nunca pudo retornar de modo permanente. Durante la contienda fue responsable de la Sanidad del Quinto Regimiento, luego de la zona centro y por fin de todo el país no sublevado, como subsecretario de Sanidad del gobierno legítimo (1937). En este tiempo instaura la atención sanitaria gratuita por primera vez en nuestro país.

Por qué un hombre como Planelles se orienta hacia la izquierda es fácil de entender si se sabe que su padre, el también médico y militar de igual nombre, decide enviarle a la escuela pública, decide conscientemente mezclarle con la sociedad real, con el pueblo jerezano. Allí comprendió el joven Juan que las injusticias y desigualdades no sucedían por azar, sino por la perseverancia de una arrogante oligarquía en mantener privilegios medievales, negando los derechos básicos a la mayor parte de los ciudadanos. Es decir, por un modo cruel de masiva injusticia tolerada.

Gran parte de las conquistas sociales ansiadas por el Dr. Planelles han llegado ya para los países desarrollados hace décadas, tales como el reconocimiento de los derechos laborales o la protección social que conocemos, incluyendo la sanidad gratuita. Sin embargo, la terriblemente mal gestionada crisis económica capitalista de la actualidad nos está abocando a un retroceso sin precedentes en derechos sociales y laborales, por lo que las reivindicaciones del pasado, que creíamos ya superadas, pueden ser otra vez un activo político y una necesidad social.

De entre la actividad científica y médica de Planelles, destacan sus investigaciones en farmacología y fisiología en España y sus éxitos, primero en el descubrimiento de valiosos antibióticos en la antigua URSS y después en el estudio sistemático de los efectos perjudiciales de este tipo de medicamentos. Planelles creó toda una escuela de microbiólogos y farmacólogos en ese país, sin poder disfrutar aquí del reconocimiento, ni poder crear a su vez esa necesaria escuela científica que nuestro país tanto precisaba.

Planelles es uno de los exponentes más destacados y a la vez más desconocidos de la sangría de hombres y mujeres desaparecidos en el exilio. Científicos y docentes, entre otros, que fueron arrebatados a los españoles, condenándonos a un atraso de décadas del que aún no nos hemos recuperado por completo.

La biografía que ahora publica EDICIONES 2010, titulada “El médico Rojo: vida de Juan Planelles” escrita por el médico y escritor, Juan Martínez Hernández, reivindica su figura y pretende la recuperación como científico y comunista de uno de los españoles exiliados por la contienda civil más injustamente olvidado.

Fuente: MUNDO OBRERO