Nuestra objetivo social: recuperar y preservar la memoria de los asesinados y represaliados en La Barranca y en toda La Rioja a raíz del golpe militar del 18 de Julio de 1936.

Los niños robados durante el franquismo piden justicia

La asociación que los agrupa va a pedir a la Fiscalía que investigue los hechos. Denuncian que podría haber hasta 300.000 niños vendidos desde entonces hasta los primeros años de la democracia.

 MARIOLA LOURIDO / ROBERTO TORIJA 27-01-2011.

Se trata de niños robados a sus madres por una mafia organizada y formada por médicos, enfermeras e intermediarios que operaban en clínicas privadas y publicas de toda España. tuvo su germen en el franquismo, pero se prolongo hasta la democracia Sanear a los niños del gen rojo.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ayudará a localizar a los niños robados durante la Guerra Civil y el Franquismo La 'Plataforma de Niños Robados durante el franquismo', dispuesta a acudir a la justicia internacional "Esta tumba no es la nuestra" La Asociación Nacional de Afectados de Adopciones Irregulares presenta en su denuncia 261 casos de adopciones falsas. Se trata de niños robados a sus madres biológicas por una mafia organizada y formada por médicos, enfermeras e intermediarios que operaban en clínicas privadas y publicas de toda España.

Una practica, que tuvo su germen en el franquismo, pero que después se prolongo ilegalmente hasta la democracia. Enrique Vila, abogado de Anadir señala que el número de robos pudo ser muy superior. "Todos los robos, hasta 300.00 que estimamos que se pudieron haber producido, fueron víctimas de una mafia que buscaba el beneficio económico".

Una mafia, que habría engañado a miles de mujeres como Amparo, que tenía 19 años cuando dio a luz a un niño, un niño que supuestamente habría muerto. No se cree la versión que le dieron en el centro médico. "Yo salí del hospital sola, sin mi hijo, vacía total. Mi hijo me lo robaron, y tengo la seguridad de que está vivo, porque entrando por el quirófano mi hijo se movía", señala Amparo.

Su familia no daba crédito. El hospital aseguraba que habían llevado el feto directamente al cementerio de la Almudena sin que ellos pudieran verlo nunca.

Juan Luis tiene 42 años y desde hace tres se pregunta si él es uno de esos niños. Una pregunta que surgió a raíz de la confesión de su padre en el lecho de muerte. "Mi padre cayó enfermo y en un alarde de últimas fuerzas me confesó que me había comprado a un cura de Zaragoza", señala Juan Luis .

Son distintas caras de un mismo prisma, que comparten objetivos: recuperar su pasado y que se haga justicia. La compra venta de bebes oscilaba entre las 50.000 y el millón de pesetas. Los afectados creen que el fiscal tiene pruebas suficientes para ordenar una investigación sobre estos delitos que consideran que no han prescrito.