Nuestra objetivo social: recuperar y preservar la memoria de los asesinados y represaliados en La Barranca y en toda La Rioja a raíz del golpe militar del 18 de Julio de 1936.

Sin hacer nada a nadie

“Sin hacerle nada a nadie

en el año treinta y seis

Me llevaron a la cárcel sin saber cómo y por qué…

De vez en cuando los curas entraban a confesar

poneos a bien con Dios, decían pues os van a fusilar…

En el frontón Beti-Jai hacinados como ovejas

dormíamos en el suelo igual que las comadrejas.

Esperando con temor a las dos de la mañana

que era la hora crucial en que a los presos llamaban”.

Teodoro García Duro.