Nuestra objetivo social: recuperar y preservar la memoria de los asesinados y represaliados en La Barranca y en toda La Rioja a raíz del golpe militar del 18 de Julio de 1936.

A LOS QUE LUCHAN EN LA SOCIEDAD, por Máximo Sicilia.

A LOS QUE LUCHAN EN LA SOCIEDAD

Me asomé al mundo por ver,

y ver lo que allí existía

vi lo que nunca debé ver.

 

Vi, crímenes, corrupciones

vi, estafas, deslealtades,

vi, guerras, vi mortandades

vi, hipocresía a raudales.

 

Nunca debí haber salido

de allí mi pequeño mundo

pues para ver lo que vi

mejor estarme quietito.

 

Mas me sirvió para ver

que yo no siendo valiente

otros, sí lo suelen ver

y luchan honradamente.

 

Y si no arreglan el mundo

LA CRUZADA DE LA LIBERACIÓN

Así la llamó la iglesia

que todo lo lideraba

sin dignidad ni piedad 

a aquellos hombres mataba

y a las mujeres violaba.

 

La jerarquía eclesiástica

organizó la contienda

con toda su suciedad

y toda su crueldad.

 

Fue un 18 de julio de 1.936

nadie estaba preparado 

porque nadie lo esperaba

de aquellos que son buenos

surgiera tanta injusticia,

tanta maldad, tanta inmundicia.

 

Lo que vimos y vivimos 

Caminito de Lardero

Caminito de Lardero dos niños de corta edad

cogiditos de la mano vestidos de luto van.

Son huérfanos de la guerra,

que el fascismo criminal

dejó sin calor de padres sin cariño y sin hogar.

Sus rostros muestras dolores

de su triste orfandad,

y se miran a los ojos y no cesan de llorar.

Aquella tumba querida donde sus padres están

la cubren con rojas flores símbolo de libertad.

Sin hacer nada a nadie

“Sin hacerle nada a nadie

en el año treinta y seis

Me llevaron a la cárcel sin saber cómo y por qué…

De vez en cuando los curas entraban a confesar

poneos a bien con Dios, decían pues os van a fusilar…

En el frontón Beti-Jai hacinados como ovejas

dormíamos en el suelo igual que las comadrejas.

Esperando con temor a las dos de la mañana

GUERRILLEROS

Sobre la sierra, sobre vuestra sierra
por los reinos del águila
acechando la presa
que tiembla en la hondonada.
¡Sólos...! ¿Qué español nunca tuvo miedo
de estar solo en la tierra?
Con la piedra y en el cielo
sobre la sierra, sobre vuestra sierra.
Cuando la muerte aprieta sus anillos
como serpiente boa
qué alegría cortar con el cuchillo
la cabeza y la cola.
Sobre la sierra, sobre vuestra sierra
cerca de los hermanos
y cada vez mas cerca
hasta tocar su pecho con las manos.
Vuestros hermanos que a esta misma hora
a golpe de taller y de trinchera
abren paso al la aurora

Poema a los guerrilleros.

Ahora sé que no vuelves: lo sé en mi carne muerta
a todos los latidos que no traen tu recuerdo, 

Distribuir contenido