Caminito de Lardero

Caminito de Lardero dos niños de corta edad

cogiditos de la mano vestidos de luto van.

Son huérfanos de la guerra,

que el fascismo criminal

dejó sin calor de padres sin cariño y sin hogar.

Sus rostros muestran dolores

de su triste orfandad,

y se miran a los ojos y no cesan de llorar.

Aquella tumba querida donde sus padres están

la cubren con rojas flores símbolo de libertad.

Levantando el puño en alto dicen con amor filiar

descanse padre querido, sus hijos le vengarán.

Maestro republicano, anónimo.